Sopa de cebolla

Hoy creo que me comeré una sopa de cebolla, está el día frio y lluvioso, pega una sopa bien caliente y picantita. Para ello pondré en una cacerola, una cucharada de aceite y otra de mantequilla. Para dos raciones, pelaré dos cebollas medianas y las cortaré en juliana. Las pondré en la cacerola a fuego lento, le echaré pimienta negra machacada y las dejaré hasta que se doren. Una vez doradas le pondré una cucharada de harina y la seguiré moviendo para que no le queden grumos. Seguidamente, le pondré un litro de agua y media pastilla de concentrado de carne. Tras eso, dejaré que hierva, quitándole la espuma durante unos 15 minutos. En una cazuela de barro pondré una yema de huevo, unas lonchas de pan tostado muy finas, y la llenaré de sopa, le pondré queso rallado por encima y la pondré en el horno con el grill hasta que esté dorada por arriba. Una vez terminada se puede acompañar de una copa de buen vino tinto, les puedo asegurar que el cuerpo lo agradece un montón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s