Guisantes con bacon

Hoy tocaba ya recolectar los primeros guisantes de la temporada. Este año están que da gusto verlos, ¿y saben por qué? Porque puse en la siembra y en la labranza todo el amor que un padre puede poner en la crianza de sus hijos. Los guisantes los siembro cada año en honor de mi hija pequeña. Ella, desde niña, me ayudaba a sembrarlos, a quitarles las malas hiervas y luego a recolectarlos. La acostumbré desde pequeña a comerlos crudos y tiernecitos, que son una delicia y, cada año, cuando se acababa la recolecta ya quería empezar de nuevo la siembra. Hoy vendrá a visitarme, como todos los domingos. Ya tiene diecisiete primaveras y, como la mayoría de los jóvenes, está inmersa en los estudios y tiene menos tiempo para ayudarme en el campo. Pero yo hoy quiero darle la sorpresa. Así que me levanté temprano, hice la recolecta, los desgrané y ya los tengo puestos en la sartén. Los he preparado con unas cebolletas frescas, que también las tengo en el huerto. Las corté en juliana e hice lo propio con un poquito de beicon cortado al mismo estilo. Primero se pone la sartén con el aceite de oliva, un poco más de medio ¼ de litro más o menos para un kilo y medio de guisantes. Los guisantes absorben mucho aceite. Se añaden las cebolletas, unas tres o cuatro, según tamaño. Se sofríen un poco y se añade el beicon, con ciento cincuenta gramos queda bien. Se morea unos cuatro minutos y se echan los guisantes y un poquito de sal. Se pueden hacer solo con el aceite, a fuego lento, tapados y sin dejar de moverlos; o bien añadiéndole un par de vasos de agua que luego se consumirían para quedar solo un poquito de aceite que apenas si se nota. El tiempo de preparación suele estar sobre los treinta minutos. Una buena sartén de guisantes es una exquisitez, tan provocadora, que te crea una irresistible tentación de meter la cuchara, aun a riesgo de que te vean. Para preparar este plato no es necesario tener el huerto, en los supermercados los hay congelados de muy buena calidad, y ahorran un montón de trabajo. Aunque si lo haces como lo hago yo, para mí esto que hago hoy no es un trabajo, solo hago pequeñas delicias de amor, para ellos que me dieron tanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s